Posteado por: Berni | 30 septiembre 2005

LA HISTORIA DEL MOJE ESPANTACHIVO


Diciembre de 2004
Extracto de las aventuras de Alejandro el grandioso.

Me encontraba confundido, perdido, necesitaba salir por un rato, un par de días…Era mi deber juntar las piezas que estaban esparcidas del rompecabezas de mi mente a lo que yo respondí que no era una tarea fácil. En esos casos parece que estás en muchos sitios a la vez y no encuentras la razón de ser.Así que busqué consejo en la Sinagoga, lugar donde sabiamente me quedé a meditar. 10 horas de profunda meditación en las que contemplé una variedad lugares y cosas nunca antes vistas, en ese lapso creí que habían transcurrido 2 días y 1 noche, pero no fue así………El encargado de las masas tocó mi hombro. Era hora de partir…y me retire de ahí vacío, algo faltaba dentro de mi…
Una bola de luz fulminante incrustó en mi mente imágenes difusas, me tomó 2 días asimilar su significado. Era claro que debía partir de inmediato en búsqueda de respuesta.
Caminé las cordilleras andinas, encontré peligros en cada esquina, era como si una maligna fuerza se entrepusiera en mi sagrada misión .Kwai Chang Caine es un cojudo a lado mío.
Mis pasos me llevaron a un pueblo entre las montañas llamado Noagu. El tiempo parecía haberse detenido en este lugar ya que no vi la monótona modernidad a la que estoy acostumbrado ver en la ciudad.Algo llamó mi atención. Me sentí atraído y me adentré a una vieja casucha. Conocí al viejo maestro que ya me estaba esperando. Me enseñó un viejo y polvoriento pergamino, interesantemente ilustraba la llegada de un personaje que cambiaría el curso de los tranquilos días por esos lares…..

Atiborré mi bolso con armas hechas por las laboriosas manos artesanas de los lugareños, 1 ración de pan, 1 cantimplora con chicha milagrosa, 1 amuleto para la protección contra los espíritus y mi deseo de acabar con la amenaza.
Monté el mejor equino del pueblo y galopando me dirigí a las faldas de la montaña donde encontraría la cueva de la momia.
Para llegar a la boca de la cueva era necesario cruzar un puente colgante, tan largo que no podía ver el otro extremo con mis ojos
Pero ningún obstáculo impediría que le haga frente al temible monje espantachivo
Para que les alargo más la historieta , la pelea fue encarnizada, ni en Quake fluyó alguna vez tanta sangre, bala y adrenalina.
Al final los malos si ganan. El monje espantachivo era venerado por traer prosperidad, fertilidad a las tierras del viejo Noagu.
Muy pronto todo empezó a decaer y me convertí en el soberano gobernador de esas tierras.
Actualmente conservo como trofeo de mi aventura al disecado con mis propias manos, exiliado y humillado de una horrible forma monje espantachivo.
Fin?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: